El cañón de las aves

Tras dejar Territorio Madagascar nos adentramos en el Gran Cañón de las Aves. Un frondoso y hermoso paseo lleva hasta el Territorio de los Linces Ibéricos, un cuidado hábitat, dedicado al estudio de estos felinos en peligro de extinción. Además, se pueden observar imágenes del programa de recuperación del Lince Ibérico que el CSIC y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía mantienen en el Parque Nacional de Doñana (Huelva-Sevilla), donde podemos aprender los trabajos y logros obtenidos, cuya única misión es evitar la desaparición de la especie en peligro crítico extinción.

Frente al Territoro de los Linces se encuentra el Puente Colgante, que lleva su nombre y que además de ofrecer una exclusiva panorámica del entorno ofrece el atractivo de disfrutar de una actividad de aventura.

El paseo continúa hasta La Cascada de las Nutrias, el hogar de las nutrias de uñas cortas. Este nuevo concepto de instalación hábitat nos permite ver el comportamiento de esta especie, tanto en superficie como bajo el agua, gracias a la visión subacuática que ofrece.

El Cañón de la Aves forma un equilibrado ecosistema muy cambiante, por lo que tanto a la subida como a la bajada podemos descubrir distintos comportamientos de las especies que lo habitan: aves procedentes de todos los rincones del Planeta.

El paseo lleva hasta el gran aviario natural que da nombre al Cañón de las Aves. Este territorio cuenta con un refrescante y placentero paseo, donde se puede observar desde distintos miradores y alturas cómo son y cómo viven aves como el cálao trompetero, los ibis sagrados, los tántalos africanos, los faisanes o las cigüeñas de Abdim. Especies en peligro según la lista roja de la UICN, como la grulla coronada, amenazada por la pérdida y degradación de los humedales a través de las zonas de cría relacionados con la sequía en los cambios de uso del suelo, el drenaje y el pastoreo excesivo.